domingo, 22 de abril de 2018

Vegeta, el orgullo de los chaparros


Aunque en la serie Dragon Ball Z las estaturas de los personajes nunca son dichas y por ello sólo se pueden hacer especulaciones al respecto, tanto así que Krilin a veces da la apariencia de medir 1.30m y después de rondar los 1.50m, una sola y breve escena ayuda a tomar un punto de referencia para medir a todos los guerreros, y esto ocurrió cuando el Androide 20, en realidad el Dr. Maki, escanea a Yamcha, poco antes de atacarlo. El amigo de la infancia de Goku, y su primer rival que después se haría su compañero de batallas, mide 1.83, es uno de los guerreros terrícolas más altos, tan sólo por debajo Ten Shin Han (si es que a éste se le puede considerar humano). Pero así las cosas, siendo Yamcha un poco más alto que Goku, por las pocas escenas en la que ya siendo adultos se les ha visto juntos, se puede especular que Goku mide 1.75m, quizás unos 10cm más bajo que su padre, pese a ser en todo lo demás idénticos.
En ese orden, cuando Vegeta pelea contra Goku por primera vez, se nota una diferencia de estaturas muy marcada. La altura del sayayin malvado en ese entonces debió de ser, cuando mucho, de 1.55 mts. No obstante, a pesar de ser ya un hombre adulto, parece ser que Vegeta creció con el tiempo (particularidades de la raza sayayin), o a que a sus creadores les debió parecer necesario que fuera de la misma altura de su esposa, Bulma, puesto que ya en la saga de Cell, se le ve un poquitín más alto, y con la llegada de Buu, Vegeta por fin creció hasta ser de la estatura de ella. No obstante, existen infinidad de dibujos en los que incluso es más alto. Es precisamente en esta saga, cuando vegeta vuelve a ser malo y obliga a Goku a pelear, cuando sus estaturas se equilibran más. Vegeta debe de medir en torno al 1.65 (10cm más que cuando llego a la tierra, todo un logro), e incluso en algunas escenas, cuando está junto a “Kakaroto”, da la impresión de que la diferencia de estaturas es todavía más reducida.
Pero digamos que, en términos generales, casi durante toda la serie se puede ver a un Vegeta de 1.65 de estatura, lo que aunado a su musculatura (que también crece), y a que se llega a cortar el cabello, lo hace parecer un tipo imponente, cuya mirada fría y arrogante, le imprime tal personalidad que llega un momento en el que para nada importa que no sea alto.
Vegeta, que surgió tan malvado como Picoro, se fue transformando hasta superar a éste como el mejor antihéroe. Vegeta jamás cedió terreno, y si bien lo superaban, se esmeraba tanto que aumentaba su poder de tal forma que volvía a ser un guerrero temible, contrario a Picoro, que una vez que perdió terreno, tras ser insuficientes sus poderes luego de fusionarse con Kamisama, ya no volvió nunca a ser considerado un guerrero temible.
Muy por el contrario, al ser un antihéroe que pese a volverse bueno nunca cedió en su inmenso orgullo, Vegeta se transformó un icono de la cultura, incluso de su relación con Bulma, de lo que en los primeros años jamás se dieron detalles, se especuló que en ella a puerta cerrada era un tipo romántico, atento y preocupado. Todo un héroe, todo un galán, todo un icono del mal carácter, y un príncipe de una raza invulnerable, nada mal para medir 1.65, algo que, siendo lo que es y lo que fue, ya nadie lo nota.

1 comentario: